Tal vez los humanos podamos aprender un par de cosas de Bugs Bunny porque su bocadillo favorito es una de las verduras más saludables que puedes comer. Así es, las zanahorias están llenas de nutrientes, vitaminas, antioxidantes y fibra. Comerlos todos los días puede ayudar a frenar los antojos de comida chatarra al tiempo que reduce el riesgo de afecciones potencialmente mortales como diabetes, enfermedades cardíacas e incluso cáncer.

Si eso no es suficiente para convencerte, aquí tienes 10 razones por las que debes comenzar a comer zanahorias todos los días:

1. Beta caroteno

El betacaroteno es un poderoso antioxidante que tiene varios beneficios para la salud, desde proteger los pulmones contra las toxinas que pueden causar que el cáncer de pulmón se convierta en vitamina A en el cuerpo y ayuda a mantener la piel sana.

Además, los estudios han demostrado que los exfumadores que consumían betacaroteno a diario tenían un riesgo menor de cáncer de pulmón y de estómago. Además de las zanahorias, también puede encontrar betacaroteno en la espinaca, la col rizada y las batatas.

2. Digestión

Al contener tanto fibras solubles como insolubles, comer zanahorias te proporciona una gran cantidad de minerales, vitaminas, fibra y enzimas que son esenciales para un sistema digestivo saludable. Los estudios incluso han demostrado que comer zanahorias podría reducir el riesgo de úlceras gástricas.

Así como la fibra ayuda a pasar los alimentos a través de su sistema digestivo, el betacaroteno (convertido en vitamina A) mejora la salud de sus linfocitos, las células responsables de combatir los patógenos transmitidos por los alimentos. Las zanahorias también son abundantes en calcio y magnesio, minerales que son necesarios para las contracciones musculares, incluidas las del tracto digestivo.

3. Elementos alcalinos

Aunque algunas partes del cuerpo son más una que otra, como deben ser (por ejemplo, el estómago es más ácido), el cuerpo necesita un equilibrio de alimentos ácidos y alcalinos para estar perfectamente sano. Dado que la mayoría de las dietas modernas tienden a ser ricas en elementos ácidos, deberíamos hacer un esfuerzo consciente para comer alimentos más alcalinizantes.

Lo ideal sería que el 86% de su dieta diaria incluyera alimentos alcalinizantes. Las verduras de raíz, incluidas las zanahorias, son una excelente manera de hacerlo. Estos pueden ayudar a equilibrar los niveles de pH del cuerpo mientras su cuerpo hace el resto de forma natural al excretar el exceso de ácido a través de la orina.

4. Potasio

El potasio y el sodio son una asociación que nuestro cuerpo necesita en equilibrio, especialmente para la salud de los riñones y la reducción de la presión arterial alta. Como mencionamos, las dietas modernas son ricas en sodio, proveniente de todos esos alimentos fritos salados. Por eso necesitamos consumir más potasio para que todo se mantenga en equilibrio. ¡Y las zanahorias son, por supuesto, una gran fuente de mineral!

5. Salud dental

Comer zanahorias puede ayudar a tus claras nacaradas en más de un sentido. Morder y masticar zanahorias crujientes elimina la acumulación de placa, mientras que sus propiedades alcalinizantes equilibran los niveles de pH en la boca. Las zanahorias también fomentan la producción de saliva, lo que ayuda a eliminar las bacterias de la boca.

6. Heridas

Si tiene una herida desagradable, una cosa que puede ayudar a acelerar el proceso de curación es comer más zanahorias. Esto se debe a la vitamina C y al betacaroteno que contienen. El primero es esencial para un sistema inmunológico saludable, pero también estimula la producción de colágeno, un actor clave en la curación y el mantenimiento de una piel sana.

Por otro lado, se sabe que el betacaroteno reduce la inflamación, lo que ayudará a impulsar el proceso de curación. Comer zanahorias es una excelente manera de obtener estos beneficios, pero otra cosa que puede hacer es rallar algunas zanahorias en una compresa y aplicar directamente sobre el área herida una vez que se haya formado una costra.

7. Fitonutrientes

Los productos químicos vegetales de origen natural llamados fitonutrientes son conocidos por su variedad de beneficios. Se sabe que los fitonutrientes de las zanahorias, llamados falcarinol, mejoran la salud del colon y reducen el riesgo de todos los tipos de cáncer, incluido el cáncer de colon.

Los fitonutrientes también son antioxidantes y parecen mejorar cuando se cocinan las zanahorias. Pero puedes disfrutarlos como quieras.

8. Carotenoides

Otro grupo de antioxidantes que también está presente en las zanahorias se llama carotenoides. Se ha descubierto que estos ayudan a regular el azúcar en sangre, lo que puede reducir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 (¡aproximadamente un 15-22%, según ciertos estudios!).

9. Fibra

Ya sabemos que la fibra es excelente para la digestión, pero eso no es todo. La fibra insoluble es excelente para prevenir el estreñimiento y los bloqueos intestinales, lo que reducirá el riesgo de problemas como hemorroides o cáncer colorrectal. Las fibras solubles, por otro lado, se unen al colesterol LDL «malo» del cuerpo y ayudan en su proceso de eliminación, lo que reduce el riesgo de coágulos sanguíneos y enfermedades cardíacas.

10. Ojos, cabello, uñas y piel

Todo lo que hemos hablado hasta ahora en diferentes combinaciones puede resultar esencial para la salud de todo el cuerpo, incluidas las uñas, la piel, el cabello y los ojos. Los fitonutrientes ayudan al cuerpo en la formación de nuevas células. Este es un proceso natural que ocurre automáticamente todo el tiempo, pero que también puede verse obstaculizado debido a alguna deficiencia nutricional, lo que daría lugar a nuevas células que duran menos y no son tan saludables. Las células jóvenes sanas son, por supuesto, esenciales para unas uñas y un cabello fuertes, una buena visión y una piel radiante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.